ARCELORMITTAL ACINDAR

ARCELORMITTAL ACINDAR

¿Cómo le fue a su empresa durante este año? Como sucedió con la mayor parte de los sectores de la economía, fue un año complejo, ya que se produjo una reducción en las ventas que afectó lógicamente los niveles de producción. Frente a ello, en ArcelorMittal Acindar estamos llevando a cabo un camino de transformación con el objetivo de aumentar nuestra competitividad con miras al mercado externo, entendiendo que en un contexto local de caída de la demanda, es primordial para nosotros aumentar los volúmenes exportados y así mantener el nivel de actividad y de producción. Si quisiéramos hacer un resumen del 2019, podemos señalar que el contexto macroeconómico local y su consecuente retracción en nuestra demanda interna generan un contexto sumamente desafiante para la empresa, dado que el fuerte incremento que este año tuvimos en las exportaciones (que hoy representa el 30% de nuestra producción) no alcanzó para compensar la caída del mercado local. ¿Qué expectativas tiene para el 2020? Hay que mirar con cautela lo que pasará el próximo año. Lógicamente, el cambio de gobierno en algunos aspectos imprimirá una agenda distinta, pero dada la coyuntura del país, creemos que en términos generales no podemos esperar una rápida reactivación de la economía local y eso repercutirá en el nivel de demanda de acero durante el 2020. Desde la compañía estamos buscando hacer todo lo que esté a nuestro alcance para mantener los niveles de producción. El mercado externo es una la oportunidad para esto, pero para poder desempeñarnos con mejor performance en ese ámbito, es necesario contar con ambientes de mayor competitividad para la industria Argentina. En lo que respecta a nuestro rol empresario, seguiremos apuntando a sostener la política de inversiones dentro de una industria de capital intensivo como es la siderurgia. Acindar lleva 75 años como un actor relevante dentro de la economía argentina precisamente por una filosofía de mirar el largo plazo, no la coyuntura; y vamos a mantener esa estrategia pensando en qué debemos hacer para ser una empresa más grande, eficiente, competitiva y ágil, independientemente de que el contexto sea más o menos desfavorable. ¿Qué medidas se deberían adoptar para reactivar la economía? Si bien son muchos los aspectos estructurales en los que hay que trabajar, los ejes prioritarios entiendo que deben pasar por bajar el costo de producción en nuestro país con el fin de poder competir de manera equitativa en los mercados internacionales, reducir la carga tributaria y trabajar en el desarrollo de una legislación laboral más moderna. De esa manera, podremos aumentar la competitividad de nuestra economía y aumentar la generación de divisas de forma sostenible, con el consiguiente efecto virtuoso que eso tendría para el conjunto de la sociedad.

Revista EconómicaPág. 3224/12/2019

2019-12-26T12:30:57+00:00