El rebote sigue, pero pierde fuerza`

El rebote sigue, pero pierde fuerza`

Informe del Grupo SBS sobre la marcha del nivel de actividad en el cuarto trimestre
`Los indicadores privados y sectoriales de actividad sugieren que el rebote de la economía habría continuado en septiembre`, sostiene un informe del Grupo SBS, difundido ayer. Por ejemplo, el IGA-OJF de Orlando Ferreres midió un alza de la actividad económica de 1,4% mensual, con buenos desempeños para la industria, la construcción, el agro y el comercio mayorista. En una sintonía similar, en septiembre, el IPI Manufacturero de Indec reportó un crecimiento de 4,3% mensual para la producción industrial mientras el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción midió un aumento de 3,9% mensual para la el sector.

`Los primeros indicadores de octubre sugieren que el rebote continuó en el inicio del cuarto trimestre, como esperábamos, aunque sigue perdiendo fuerza`, dijo SBS.

`La amplia mayoría de series que seguimos para monitorear la actividad mostró crecimiento mensual en octubre, destacándose las ventas de autos (+16,8% mensual) y la producción de hierro primario (+11,3% mensual). Los despachos de cemento y el consumo de electricidad también mostraron buenas señales, alcanzando seis meses seguidos de recuperación. A su vez, la Cámara Argentina del Acero indicó que las fábricas de acero están ´trabajando a su máxima capacidad disponible´ dados los protocolos, sugiriendo que la producción aumentará ante nuevas flexibilizaciones`, agregaron.

`Con todo, las señales disponibles sugieren que el rebote de la actividad se extendió al bimestre septiembre-octubre y podría continuar a medida que se vayan relajando nuevas restricciones, aunque esperamos que lo haga a un ritmo mensual cada vez menor`, concluyeron.

Hacia 2021, aun no hay tantas proyecciones. Una de las pocas que hay es la del REM del BCRA, que apunta a un crecimiento del PIB de 4,5% el año próximo, que apenas bastará para recuperar una parte de la caída de 11,8% estimada para 2020. Todo está sujeto, sin embargo, a los planes del Covid-19 y la aparición de una vacuna segura de aplicación masiva.

El Economista – 12/11/2020

2020-11-12T12:19:13-03:00