La producción de acero venía en alza pero hoy se abre un interrogante

La producción de acero venía en alza pero hoy se abre un interrogante

Durante el último mes previo a las PASO, la industria siderúrgica continuó mostrando una leve mejoría en relación al mes anterior, sin embargo, se mantiene la contracción cuando se compara con el mismo mes de 2018. Según datos de la Cámara Argentina del Acero la producción de acero crudo alcanzó en julio las 418.200 toneladas, esto es 1,6% más que en junio pasado pero un 9,8% menos que en julio de 2018, cuando se produjeron 463.800 toneladas.

De todas maneras, el salto devaluatorio del 12 de agosto trastocó todas las variables. De este modo, la clave ahora es evaluar cuál puede ser la mejora real de competitividad por vía cambiaría, que podría impulsar las exportaciones, en un contexto en que volvió a subir fuertemente la tasa de interés pero además se presume que habrá un efecto adicional de la inflación en el nivel de actividad.

No obstante, la industria siderúrgica advierte que `continúa la preocupación dentro del sector del acero por las condiciones para exportar`. Se refiere, concretamente, al combo de aplicación de retenciones y baja de reintegros a las exportaciones `en un mercado cada vez más competitivo y con una alta capacidad instalada ociosa a nivel global`.

Para la entidad, los drivers de crecimiento sectorial siguen siendo los mismos que se observan desde principios de año. Por un lado, el dinamismo de la actividad tiene un pie en el desarrollo de Vaca Muerta, demandante de tubos de acero sin costura, principalmente, pero también de productos siderúrgicos para estructuras, construcciones y todo lo que tiene que ver con los servicios en el mega yacimiento.

Por otra parte, está la demanda de acero proveniente de la industria metalmecánica, vinculada al agro, que volvió a revivir al compás de la cosecha récord de 141,5 millones de toneladas de granos (cereales y oleaginosas) en la presente campaña, de acuerdo a estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario.

También el sector de electrodomésticos empezó a moverse, aunque aún no es el principal motor de la siderurgia. Tras un año muy complejo comenzó a reactivarse, impulsada por los planes Ahora 12 de ventas al consumidor en cuotas fijas con tasas del 20 por ciento.

En contraste, continúa deprimida la demanda de aceros largos para la construcción, dado que `a pesar de las expectativas, las altas tasas no permiten que se reactive el crédito`, indica la Cámara del Acero.

En cuanto a productos planos, la industria automotriz se mantiene en bajos niveles de producción para el mercado local. De acuerdo al informe la producción de autos destinados al mercado interno, se contrajo 9,5% en julio, mientras que el segmento vinculado a las exportaciones, registró el mes anterior un incremento del 14,4 por ciento Para la industria siderúrgica `continúa la preocupación por las condiciones para exportar` Los drivers del crecimiento sectorial siguen siendo la energía por Vaca Muerta y maquinaria agrícola

La producción de laminados pianos en frío viene en mejorando

EL CRONISTA 27/08/19

2019-08-27T10:39:08+00:00