Las asociaciones globales de la industria del acero solicitan acciones urgentes ante la crisis del exceso de capacidad