Rocca también piensa en verde

Rocca también piensa en verde

La reformulación `hidrógeno` del negocio productivo de Techint
El empresario del acero tiene en su planta familiar de Italia un esquema de descarbonización que aplicaría en Argentina.

inversión millonaria en hidrógeno verde que anunció la empresa australiana Fortescue en Argentina puso en agenda un tema de relevancia global: el reemplazo de fuentes energéticas convencionales por otras con menos impacto ambiental. En el país, en tanto, una de las empresas más grandes, empezó a jugar fuerte en ese reemplazo. Techint, la empresa de Paolo Rocca, tiene un esquema de uso de hidrógeno verde que arrancó en una planta familiar en Italia y que busca expandir a sus filiales. De hecho, el tema se charló hace varios meses con varios funcionarios técnicos del gobierno nacional que tienen diálogo directo o indirecto con el holding del acero.

La historia empezó en Dalmine, una comuna en la provincia italiana de Bérgamo en la que hay una planta de Tenaris. Allí funciona el plan `Dalmine Zero Emissions`, que persigue la idea de reducir en hasta un 36 por ciento las emisiones de carbono de la fábrica. Ese programa se hizo en tándem con las firmas Edison y Snam, con la meta de descarbonizar la planta de tubos sin costura. Con el hidrógeno verde se sustituye el gas natural que se utiliza para los hornos de fundición. El holding del acero busca calcar ese esquema a sus filiales mundiales, entre ellas el mercado argentino, su casa de orígen, en un programa que culminaría en 2030. El objetivo es que esas reducciones de emisiones se logren también en Brasil y México, otros dos polos fuertes de su negocio.

Uno de los impulsores del discurso verde a nivel técnico en el país es Marcelo Martínez Mosquera, hombre de Rocca y titular del Departamento de Energía de la Unión Industrial (UIA). Justo ayer hubo un encuentro de Comité Ejecutivo de la entidad que preside Daniel Funes de Rioja, en el que no se habló del tema. Pero por afuera de los canales formales, la noticia de la inversión australiana circuló entre los socios.

Hubo ante eso reacciones diversas: la mayoría de los industriales elogió el desembolso de la companía de Australia, algunos pocos dudaron de que se concrete en el tiempo y otros recordaron viejas charlas con Rocca en las que se mencionó ese tipo de tecnología. Algunos de los más picantes dirigentes de Buenos Aires, sobre todo los pymes, bromearon sobre cuándo el líder de la siderúrgica le jugaría al gobierno peronista con un desembolso de esa magnitud en un tema en el que parece tener expertisse. Todos recuerdan aquel espaldarazo que le dio Techint al gobierno de Mauricio Macri con una inversión fuerte en no convencional de Vaca Muerta. Una apuesta que luego, con el macrismo ya en crisis, terminó con los beneficios impositivos a Rocca cortados por el propio Ejecutivo de Cambiemos y el primer gran rompimiento de holding con Macri. Aún hoy hay en la empresa un recuerdo amargo de aquellos días de defraudación.

La empresa australiana Fortescue, que tiene como uno de los gestores de la inversión al ex Puma Agustín Pichot, se comprometió con el presidente Alberto Fernández, en el marco de la Convención contra el Cambio Climático en Escocia, a desembolsar en Argentina unos 8400 millones de dólares en la instalación de plantas de hidrógeno verde. Con ese cambio tecnológico y la creación de un parque eólico en Río Negro, generarían 15 empleos directos y hasta 35 indirectos, en lo que representa la mayor inversión privada del siglo en Argentina. Por lo que supo este diario, el caso es uno de los muchos que se vienen.

El ceo de Techint implementa el hidrógeno verde.

Pagina 12 – 03/11/2021

2021-11-03T15:28:38-03:00