Siderúrgicos, satisfechos por la suspensión de aranceles

Siderúrgicos, satisfechos por la suspensión de aranceles

MENSAJE AL GOBIERNO

La Cámara Argentina del Acero mostró su satisfacción por la gestión del gobierno nacional que desembocó en la suspensión, a partir de ayer y hasta el 1° de mayo, del pago de aranceles a las importaciones de acero argentino a los Estados Unidos.

Celebramos y agradecemos la rápida y efectiva gestión del gobierno nacional con la administración de Estados Unidos, que logró una suspensión temporal hasta el 1° de mayo a la aplicación de aranceles a las importaciones de acero argentino que ingresen a dicho país`, señaló la CAAa través de un comunicado de prensa. En este sentido, se aclaró que se trata de una `noticia de gran valor para la industria siderúrgica nacional, cuya producción de tubos de acero sin costura se vería fuertemente afectada por la aplicación de aranceles de importación`.

De acuerdo a la Proclamación emitida el jueves por la Administración Trump, la suspensión temporal de los aranceles aplicada desde ayer a determinados países (Argentina es uno de ellos) y regiones está sujeta a las conversaciones vigentes con dichos países tendientes a atacar las causas que resultaron en la sobrecapacidad mundial de acero.

La producción argentina de acero es absolutamente complementaria a la producción siderúrgica norteamericana, no representando una amenaza para la producción doméstica de los EE.UU.

Las exportaciones de acero argentino representan sólo el 0,6% de todas las importaciones de Estados Unidos (de un total de 34 millones de toneladas anuales). Por lo tanto no son generadoras de distorsiones del mercado mundial del acero, ni constituyen una amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos.

La Cámara destacó además el rol de Argentina como participante activo en los esfuerzos para combatir el exceso de capacidad mundial de acero. De hecho, el Gobierno apoyó firmemente la creación del Foro Global sobre Capacidad Excesiva del Acero (GFSEC) en la Cumbre del G20 en Hangzhou, China, en 2016.

Clarin 24/03/2018

2018-03-26T12:50:59-03:00